Mi experiencia como intérprete autónomo



  • Me voy a lanzar yo también a la piscina y a contaros mi experiencia como intérprete autónomo.

    Como habréis visto en mi perfil, mi recorrido es puramente científico y técnico. Viví 24 años en Francia, soy bilingüe, bicultural y me dedico a la traducción e interpretación técnica.

    Personalmente me centro en dos tipos de interpretación, la consecutiva y la de enlace, dado que son las que más me solicitan.

    La interpretación consecutiva la suelo utilizar en cursos y seminarios. Nunca he tenido que escuchar un discurso largo y tomar apuntes y esas cosas que leo por ahí. Por regla general, el cliente hace frases cortas y las voy traduciendo sobre la marcha. De hecho, me he dado cuenta de que se suele establecer rápidamente una comunicación no verbal para determinar el flujo y la longitud de las frases.

    La interpretación de enlace me la suelen pedir para visitas de fábricas o reuniones de trabajo. Suelo ayudar a grupos reducidos cuyos miembros me van haciendo preguntas tanto en español como en francés. Normalmente, me contrata una parte, la más interesada en hacer las preguntas. Como mi ámbito de acción está aquí en España, asisto más a clientes franceses, que hacen negocios con empresas españolas, que lo contrario.

    Para conseguir clientes franceses, he observado lo importante que es aprender a conectar con ellos. A diferencia de la traducción, que se suele hacer a distancia, la interpretación es una actividad presencial y requiere un trato más personal con el cliente. Según mi experiencia es tan importante hacer pasar el mensaje en una interpretación, como conseguir empatizar con el cliente. Puedes proporcionarle un trabajo excelente, pero si no conectas con él es probable que no vuelva a solicitar tus servicios y en definitiva es de lo que se trata.

    Como dice un formador en ventas estadounidense (Jeffrey Gitomer): “En igualdad de condiciones, la gente quiere hacer negocios con sus amigos. En condiciones no tan iguales, la gente SIGUE queriendo hacer negocios con sus amigos”. Estoy totalmente de acuerdo con él: la clave está en saber hacer amigos. Para ello, conocer bien la cultura del país del cliente es primordial. Cuando a un cliente le hablas en “su idioma” enseguida piensa: éste es de los míos, éste me puede ayudar con mi problema.

    ¿Dónde se da cuenta el cliente de que conoces la cultura de su país? En una infinidad de pequeños detalles: tu acento, la manera de hablar, referencias a las últimas noticias de su país, el hecho de conocer la ciudad del cliente, su último lugar de veraneo, el humor de su tierra, etc. Lo importante es saber mantener la típica conversación de negocios que solemos tener en España, pero adaptada al país del cliente.

    Soy consciente de que esto no tiene mucho que ver con técnicas de interpretación, sino más bien con los negocios internacionales. El caso es que un intérprete autónomo no sólo tiene que prestar un servicio a un cliente, también necesita seducirlo. Para ello, es muy importante empaparse de la cultura de su país; si lo detecta, lo tienes medio ganado.

    Por lo demás, no sé qué os puedo contar que no sepáis ya. Bueno, sí. Siempre que voy a hacer una interpretación solicito documentación sobre el tema que vamos a tratar. Dispongo de bastante cultura científica y técnica, pero aun así prefiero estudiar bien el tema por adelantado. Si no me facilitan documentos, investigo la página web del cliente o leo información sobre su sector para estar lo más preparado posible.

    Haga lo que haga, siempre me encuentro con una palabra que no conozco. En ese caso, pido que me la expliquen y lo traduzco tal cual. Hay que tener en cuenta que el mundo empresarial es muy pragmático y lo que les interesa es que transmitas el mensaje. Además de poco ético, sería difícil engañarles porque conocen mejor su negocio que tú y, aunque no hablen el idioma, si hay algo que no les cuadra lo van a notar. Por eso, cuando no entiendo algo, prefiero parar unos instantes para que me lo expliquen y punto.

    Eso es todo. Espero que mi testimonio os haya parecido interesante y os sirva para algo. Seguramente podría mejorar mi manera de proceder. Si tenéis algún comentario, algún consejo, alguna referencia bibliográfica que me podáis recomendar, por mí encantado. En definitiva, estoy aquí para intercambiar y aprender todo lo que pueda.



  • Javier, muchísimas gracias por tu artículo. Me quedo con la frase de "un intérprete autónomo no sólo tiene que prestar un servicio a un cliente, también necesita seducirlo". Creo que encapsula muy bien la actitud a seguir, no solo si eres intérprete autónomo, sino como autónomo o emprendedor en general. En mi opinión, esa seducción, ese baile y ese querer conectar con el cliente nos lleva a mostrar interés por muchos aspectos de la vida del cliente, de su entorno, de sus necesidades, etc. y acaba generando, en la mayoría de casos, un efecto dominó que lleva a la adquisición de más proyectos y nuevos clientes. El cuidado de las relaciones humanas es para mí determinante y, bajo pena de pecar de cursi, puede llegar a ser mágico. En mi experiencia profesional, me sorprendo a menudo con las consecuencias, beneficios y alegrías que desencadena un pequeño gesto o detalle con los clientes o compañeros de profesión con los que trato.



  • @Tradosfera Gracias por compartir tus experiencias, no solo son de gran ayuda para la práctica profesional, también nos dan un enfoque de la interpretación más cercano.

    @Tradosfera @alba Totalmente de acuerdo, los juegos de seducción tienen un rol esencial en la contratación de intérpretes. Sería genial hablar sobre estos mecanismos para atraer clientes en un futuro artículo.

    También es interesante cómo el tipo de interpretación varía según los mercados. Para que nuestra práctica sea más efectiva, podemos hacer una selección de ámbitos según el tipo de interpretación que más nos interese.

    ¡A seguir aprendiendo cada día!



  • Muchas gracias @alba y @Nico por vuestros comentarios. Me alegro de que el artículo os haya resultado útil.

    Creo que el sector de la interpretación es muy amplio y tiene muchas oportunidades. El intercambio de ideas y opiniones nos permite a los intérpretes mantenernos al día y detectar nuevas oportunidades. Por ejemplo, yo descubrí a través de un comentario de @alba el tema de la interpretación remota. Me parece una modalidad muy interesante: puedes reducir gastos, trabajar desde casa, ampliar tu radio de acción, etc.

    Es cierto que la seducción es un factor importante a la hora de atraer y conservar clientes, pero no es el único. Desconozco el perfil de los usuarios de interpretame.com, pero si hay algún autónomo estará de acuerdo conmigo en que las destrezas empresariales son igual de importantes que las inherentes a nuestra profesión. En mi opinión, el dominio del marketing online y el uso correcto de las redes sociales es otro aspecto clave a la hora de atraer clientes. Lo dejo caer por si alguien se anima a hacer un artículo sobre este tema ;-)



  • @Tradosfera Pues siguiendo tu propuesta, me he puesto en contacto con algunas personas de renombre en el sector de la traducción en España para que compartan con nosotros destrezas empresariales y las técnicas que utilizan como autónomos, en especial, formas distintas de asociarse y cooperar. Si todo marcha bien, a finales de este mes podréis leer un artículo bien interesante acerca de la figura del autónomo.
    En cuanto a la interpretación remota, para mí también fue una sorpresa, desde que la descubrí, he entrado en contacto ya con muchas empresas más que se dedican a ello, así que supongo que es como cuando aprendes una palabra nueva, que después la oyes en todas partes.



Has perdido la conexión. Reconectando a NodeBB.